jueves, 29 de marzo de 2012

El día que nos dimos por vencidos

Hace poco lo hablaba con una amiga, somos adictos a todo esto.

Llevo poco tiempo metiendo la cabeza en este mundillo, pero no hace falta tener muchas luces para darte cuenta de que ver el trabajo bien hecho es un sentimiento tan bueno que hace que olvides todos los días que te has ido a casa con las orejas gachas porque no salía nada. Te llena. Y te da igual lo que digan los demás, sólo hace falta que mires la pantalla del portátil y que pienses "sí, lo tenemos".

Aquí va una anécdota: hará unas tres semanas teníamos que entregar un case study (vídeo de unos dos minutos donde se explican las acciones de la campaña) para un festival de cuyo nombre no quiero acordarme y se nos acababa el tiempo. Habíamos estado días enteros dándole vueltas y no aparecía nada que nos gustara (para los que piensan que por ser creativo le echas 5 minutos y listo). Mi culo empezaba a tener forma de silla del McDonalds después de 5 horas ahí sentados con la libreta delante. Y nos rendimos.
Volví a casa con mi amiga la frustración. Me hubiera dado de cabezazos contra la pared. Estaba tan cabreada conmigo misma que si no hubiera tenido menos fuerza que un pedo de gnomo, habría destrozado el salón. Aquí es donde más de uno piensa "sí, está como las cabras".
Y al día siguiente sonó la flauta (más o menos). Pa que mentir, no salió una gran campaña, pero salió. Y la noche anterior dejó de tener importancia.

Y lo mejor de esto es que sé que le pasa a medio mundo.

Así que como creo que los chicos de mapa de tramas tienen más razón que un santo, os dejo su vídeo.

1 comentario:

  1. Es tannnn bueno este video! Soy un p*** adicto :D

    ResponderEliminar